Entradas

La importancia del trabajo de fuerza y flexibilidad

AGM Entrenadores - estirando

Cuando hablamos de hacer deporte aeróbico pensamos en deportes como nadar, montar en bici o correr y la manera que tenemos de entrenarlos es centrarnos en ejercicios para la mejora de la capacidad aeróbica. Meter y meter más volumen y calidad en nuestros entrenamientos. Pensamos que cuantos más km hagamos o cuantas más sesiones de series realicemos mejoraremos más y antes; pero esto no es cierto del todo si nos olvidándonos de dos cualidades físicas muy importantes como son la fuerza y la flexibilidad.

Estas dos cualidades permitirán un aumento del rendimiento al mejorar la calidad del movimiento (mejora de su amplitud) y una prevención de lesiones.

¿En qué se basa la importancia del trabajo de fuerza y flexibilidad en actividades aeróbicas?

  • En los deportes aeróbicos realizamos movimientos que se repiten a la largo del tiempo, de modo que los músculos se acostumbran a ese rango de movimiento y vamos limitando su flexibilidad al ejercicio que realizamos. Esto lleva a ocasionar lesiones, pues en gestos accidentales o donde se requiere un mayor rango de movimiento es donde suelen producirse lesiones por desgarros o tirones musculares. De modo que el trabajo de la flexibilidad en los deportes aeróbicos nos da un extra para mejorar la amplitud de movimiento y así evitar lesiones. Esta mejora en la amplitud de movimiento hará que en deportes como correr o nadar se traduzca en una mayor velocidad debido al aumento de la longitud de nuestra zancada o nuestra brazada, ya que sin sumar esfuerzo esa ganancia de recorrido articular hará que avancemos más en cada gesto técnico.
  • Por otro lado tenemos la importancia del trabajo de la fuerza en el entrenamiento aeróbico que nos dotará de unos músculos más fuertes, con más rendimiento y que beneficiará a evitar lesiones musculares y articulares. Un músculo débil será propenso a lesionarse, un músculo fuerte nos protegerá las articulaciones y nos permitirá ser más resistentes y veloces.

Por tanto si somos deportistas de deportes aeróbicos como nadar, montar en bici o correr, debemos tener un hueco en nuestro plan de entrenamiento para trabajar tanto la fuerza como la flexibilidad para aumentar nuestro rendimiento (mejorar nuestra resistencia y velocidad) y evitar lesiones.