La supercompensación y el sobreentrenamiento.

AGM Entrenadores - entrenamiento y descanso

Solemos olvidar lo importante que es el dejar recuperar el cuerpo después de una sesión fuerte de entrenamiento. Cada vez que entrenamos sobrecargamos nuestras articulaciones, músculos y sistema cardiovascular, de modo que al terminar nuestro nivel físico es inferior al que teníamos al empezar al entrene (por eso estamos más cansados) Ya hicimos en un post anterior referencia a la importancia que tiene el descansar en toda planificación de entrenes, aquí os dejo el enlace.

Nuestro cuerpo al recibir este estrés se prepara para la siguiente sesión de entrenamiento con un crecimiento muscular y con unas adaptaciones neuromusculares que hacen que los músculos se coordinen mejor entre ellos y sean más eficientes. Así la siguiente vez que entrenas estás más fuerte, más rápido y más resistente. Y a esta capacidad de adaptación o subida de nivel se le llama supercompensación.

¿Qué ocurre si no descansamos el tiempo suficiente entre sesiones? Pues si después de un entrenamiento duro no recuperamos el tiempo necesario, no se producirá esa supercompensación y por tanto no habrá mejora en nuestro rendimiento. Puede ocurrir todo lo contrario, si sometemos al cuerpo a más cargas sin estar recuperados podemos llegar a un estado de fatiga crónico y llegar a un sobreentrenamiento.

Tampoco es bueno dejar pasar mucho tiempo de descanso, pues si esto ocurre podemos perder los efectos de la supercompensación y nuestro estado de forma no mejorará, nos quedaremos de nuevo en el estado inicial.

La clave, aunque complicada de conseguir, es aprovechar la mejora de forma de cada sesión para iniciar la siguiente en ese momento bueno. Pero las diferentes cualidades tienen diferentes tiempos de recuperación ideales a respetar.

En general, los entrenamientos aeróbicos ligeros los podemos hacer todos los días (por ejemplo carrera, bici o natación suave). Los aeróbicos medio-intensos ya requieren de un día de recuperación, aunque habrá quien pueda encadenar dos o tres días seguidos pero tendrá que dar un día de descanso al terminar este ciclo. Y si hablamos de entrenamientos muy intensos, como de series o fuerza máxima, es aconsejable no repetirlos como mínimo hasta dos días después.

 

No olvidemos que nuestro cuerpo se adapta a lo que lo sometamos pero no todos somos iguales y no conviene compararnos con los demás. Un plan de entrenamiento conviene que sea personalizado.

 

¡Salud y kms!

 

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *