Estoy constipado, ¿puedo entrenar?

AGM Entrenadores - Natalia constipada

En esta época del año es demasiado habitual enfermar un poco y los que hacemos deporte, sino tuviésemos bastante con huir de las lesiones nos toca bailar también con algunos constipados.

La siguiente autoconversación la hemos tenido muchas veces: “Tengo que salir a entrenar, pero me duele la garganta y tengo una sensación de caca. Por un lado no tengo ningunas ganas de salir, pero por otro, hay algo dentro de mi que me está pidiendo a gritos -¡sal, no te queden en casa y entrena!- ¿Qué hago? Salir o no salir, that’s the question!”

Si es que al final van a tener razón los que piensan que “esos locos que corren” no están bien de la cabeza. No nos encontramos bien pero hay una fuerza interior que te obliga a ponerte las zapatillas y salir a sumar kms para matar esas ansias de no parar quieto. Pues os voy a dar un truco para saber cuándo puedes y cuándo no puedes entrenar si tienes síntomas de constipado. Y la clave la tendremos en la garganta.

Si las molestias que tienes están situadas “por arriba”, es decir:

    • Tienes mocos.
    • Te duele la garganta.
    • Te duele un poquito la cabeza pero no tienes fiebre.

En este caso podrás entrenar con cuidado y moderadamente, teniendo la gran precaución de no quedarte frío al acabar el entrene. Eso sí, no te metas mucha caña, con una sesión suavecita será suficiente.


Si las molestias que tienes están situadas “de garganta para abajo”
:

  • Te duele la garganta horrores.
  • Te duele todo el cuerpo.
  • Las piernas no te responden.
  • Tienes fiebre, escalofríos.
  • Te notas sin fuerza.

En este caso es mejor que te quedes en casita descansando y no salgas a entrenar. Eso te vendrá mucho mejor que si te obligas a entrenar.

Si crees que por quedarte en casa un día sin cumplir con el plan de entrene vas a perder todo el trabajo, y vas a perder tu forma física, te equivocas. El cuerpo sufre más cuando estamos enfermos, pues está “luchando” para restituir el orden y el bienestar y está utilizando muchos recursos (defensas) para que vuelva la salud física. Si encima hacemos ejercicio, tu organismo tendrá que trabajar más del doble para, primero recuperarse del constipado, y segundo recuperarse del esfuerzo del entrene.

 

Recuerda que por no entrenar uno o varios días, no es significativo. Si no te encuentras bien lo mejor es no entrenar y quedarte en casa. No olvides tampoco que “día pasado, día olvidado”, no se recuperará lo que no hayas podido hacer. La mejora en tu rendimiento no depende de un entrene puntual, sino de la constancia y la globalidad de los entrenes.

Ya si eso…nada de constiparse, ¿vale? Y recordad, “Salud, entrene y Rock&Roll”

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *