El control de la respiración para correr mejor.

AGM Entrenadores - Runner entrenando

 

Una de las claves para correr mejor, evitar la fatiga y conseguir un máximo rendimiento es tan simple como respirar bien. Inspirar por la nariz y sacar el aire por la boca es la manera correcta de respirar mientras corremos.

Respirando bien conseguiremos estar en nuestro intervalo aeróbico durante más tiempo, sobre todo en pruebas o entrenamientos largos, de manera que el oxígeno llegará a los músculos y satisfacerá las necesidades metabólicas pertinentes. Sino lo hacemos bien aumentaremos el consumo anaeróbico y nos aparecerá la fatiga antes.

Pero las preguntas que siempre nos surgen son… ¿cómo debemos respirar? Pues a grandes rasgos la clave está en inspirar por la nariz para expulsar luego el aire por la boca, de modo que aumentaremos el volumen máximo de oxígeno en cada inspiración. Y ¿qué frecuencia hago? El cerebro se ocupará de ello, es un acto mecanizado y a medida que las necesidades aumentan, el ritmo respiratorio se acelera para dar respuesta a las exigencias que tengamos. De modo que la respiración no será igual si hacemos una carrera suave o si hacemos un gran esfuerzo durante un tiempo elevado.

 

No conviene estar pendientes de la respiración, debe ser un acto automático y voluntario, únicamente interesa fijarse en que inhalemos y exhalemos bien y a partir de ahí irá todo rodado.

 

Ahora toca ponerse las zapatillas y salir a entrenar, pues por muy bien que respiremos como no entrenemos poco vamos a mejorar.

 

¡Salud y kms!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *