El beneficio del entrenamiento cruzado.

AGM Entrenadores - atleta y ciclista

Hace unos años a los corredores se les prohibía montar en bici, a los ciclistas se les impedía correr, a los futbolistas ni de casualidad montar en bici y así un sin fin de ejemplos en los que si se mezclaban distintos deportes se pensaba que se iba a perjudicar la forma y el rendimiento en el deporte que se practicaba de manera principal.

Pues esto no es para nada así, podemos definir el entrenamiento cruzado como la habilidad para intercalar disciplinas deportivas con el objetivo que unas ayuden en la mejora del rendimiento de las otras.

Por tanto, a modo de ejemplo, para un corredor practicar ciclismo puede ser muy beneficioso para mejorar su rendimiento, incluso cuando el corredor tiene alguna lesión o molestia que le impide correr, pero que sí le permite montar en bici. Nos permitirá seguir trabajando la musculatura de las piernas, mantener un peso adecuado, incluso afinarnos, poder realizar entrenes de calidad, y lo más importante (salvo caídas, claro!) sin impacto, con lo que reducimos el riesgo de lesión.

Podemos utilizar la bicicleta no sólo para aumentar nuestra capacidad de entrenamiento, sino que también nos permite utilizarla como método de recuperación entre entrenes duros, ya que si hacemos una sesión suave de ciclismo, con una cadencia ágil, después de un entrene duro a pie esto nos permitirá llegar en mejores condiciones a la siguiente sesión a pie que si hiciéramos un descanso total ese día.

Existen muchas otras disciplinas que complementan y se pueden cruzar a la carrera a pie, por ejemplo el esquí de fondo, el patinaje en línea, o incluso la natación.

Un entrenamiento cruzado, bien estructurado y temporalizado, nos puede aportar beneficios ilimitados en nuestra disciplina deportiva si somos capaces de usarlo correctamente.

Así pues, podemos decir que el entrenamiento cruzado es una valiosa herramienta para los corredores y que si se aplica adecuadamente, puede ayudar a dar un salto cualitativo a su rendimiento.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *