Descanso…necesario en un plan de entrenamiento.

AGM Entrenadores - descanso en los entrenes

Una de las cosas que más nos cuesta entender y aceptar cuando decidimos hacer deporte es el descanso que debemos tener. Muchos piensan que cuanto más entrenemos mejores resultados obtendremos. Sin embargo esto no es así, pues para obtener buenos resultados (mejoras en nuestro rendimiento) a parte de entrenar y tener un control de la dieta, es necesaria una buena planificación de los descansos.

No sólo es importante la cantidad, sino la calidad con que afrontemos los entrenes. Sí es cierto que debemos ser constantes con el trabajo diario. Yo siempre digo que un plan de entrenamiento es efectivo si conseguimos cumplirlo en un 80-85% a la semana como mínimo y en constancia en el tiempo. Pero parte de ese cumplir con el plan, entra cumplir con los días de descanso.

Otra de las “frases célebres” que suelo grabar a fuego en mis compañeros de AGM es la de Día pasado, día olvidado y esto lo matizo porque no conviene compensar un mal entrenamiento o un no-entrenamiento con un día extra que nos quitará nuestro día de descanso. Casi que más nos interesa la calidad que la cantidad, y no me refiero a entrenes de calidad como entrenes de series (que lo usamos mucho en nuestro argot) sino a calidad en su sentido más literal.

Descansar bien nos ayudará a asimilar los entrenamientos y reducir el riesgo de lesionarse. Ese descanso muscular y mental que le damos a nuestro cuerpo nos vendrá muy bien para mejorar y afrontar con garantía los siguientes días de entrenamiento. Además, el descanso nos ayudará a ser más felices y productivos en nuestro día a día.

 ¿Cuánto debo descansar?

La contestación a esta pregunta no es nada sencilla, pues al final nos damos cuenta que cada persona es particular, pero en líneas generales si hablamos de un descanso general sería conveniente dar al cuerpo unas 7-8 horas de sueño diario y si pasamos al plano de entrenes, como mínimo deberíamos descansar 1 día a la semana, pero en nuestro “planeta amateur” un par de días nos vendrían genial.

También debemos tener en cuenta que un día de descanso no necesariamente implica no hacer nada de deporte, pues existe el invento de “descanso activo” que son sesiones en las que la intensidad del entrenamiento debe ser baja o también podemos aprovechar estos días para hacer sesiones más específicas de flexibilidad y abdominales, que las solemos tener en el olvido.

 

Entrenemos y demos al cuerpo descanso para asimilar bien el trabajo y así conseguir mejoras en nuestro rendimiento.

 

¡Salud, entrene y Rock&Roll!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *