Correr correctamente

 

Cuando nos fijamos cómo corren nuestros compañeros o cuando vemos un vídeo de cómo corremos nosotros, nos damos cuenta que nuestra técnica de carrera es mínima o ausente. Y esta carencia puede provocarnos lesiones en el peor de los casos o merma en nuestro rendimiento en el mejor de ellos. En definitiva, conviene que busquemos subsanar estas carencias de técnica de carrera y con unos sencillos ejercicios posturales podremos ser mejores corredores.

Permanecer recto.

Intentaremos correr lo más erguidos que podamos. No debemos inclinarnos demasiado hacia delante al correr, de ese modo evitaremos presionar mucho sobre la parte anterior más baja y parte frontal de la rodilla, que podría provocarnos una rótula desplazada.

Relajar los hombros.

Correremos con los hombros bajos y relajados, pues al subirlos gastamos mucha más energía y limitamos el movimiento de brazos.

Movimiento de brazos.

No conviene hacer un movimiento exagerado de brazos de un lado al otro para evitar una excesiva torsión del tronco, que nos lleva a realizar un movimiento de piernas extraño, para evitar lesiones. Mantendremos los brazos pegados al cuerpo en un movimiento paralelo al avance.

Impactar suave.

No debemos aterrizar con mucha fuerza, pues el simple hecho de la acción y reacción, hace que tu cuerpo tenga que reabsorber esa fuerza de impacto. Y esto es una causa muy común de lesiones. Intentaremos pisar con suavidad.

 

Salud y kms!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *