Consejos para prevenir la periostitis tibial.

AGM Entrenadores - piernas

Sabemos que correr es una de las actividades físicas más completas para perder peso y para mantener nuestro cuerpo en perfecto estado. Tenemos muchos beneficios al correr pero también hay que reconocer que es un deporte muy lesivo si no se tienen ciertas precauciones.

Una de las lesiones típicas que sufren los runners es la periostitis tibial, que se produce por un exceso de tensión en la zona de la espinilla. debido a una inflamación en la parte de la tibia, concrétamente en el periostio que es la unión entre la tibia y los gemelos. Esta tensión acabará desembocando en dolor y malestar. Y vamos a ver cómo prevenirla.

El terreno:

Una de las razones por las que nos lesionamos con periostitis tibial es por la sobrecarga que se produce en la zona por el terreno en el que entrenamos habitualmente. Si es una superficie demasiado dura que no absorbe el impacto suele acabar en sobrecargas en el tibial. Por ello es importante y necesario saber elegir el terreno en que nos vamos a mover, un terreno que sea más amortiguado.

Las zapatillas:

Las zapas que utilizamos son una cosa importante a tener en cuenta. Debemos llevar un calzado que absorba bien el impacto que se produce en cada zancada cuando corremos. Si elegimos un calzado apropiado, será este el que absorba el impacto contra el suelo y no nuestro cuerpo.

Control del entrenamiento:

El no pasarse con los entrenamientos, con las cargas, intensidades y volúmenes, es muy importante para evitar lesiones como la periostitis tibial. No todo el mundo tiene la misma forma física, por tanto nunca debemos compararnos con los demás y sus entrenamientos.

Corrección de la pisada:

En muchas ocasiones las molestias de periostitis tibial vienen generadas por nuestra forma de pisar en nuestra zancada de carrera, y una corrección de esta es importante. Por ello es conveniente ir al podólogo deportivo y hacerse un análisis de su pisada y que el profesional determine si es necesario ponerse o no plantillas.

Otros:

Por último deberemos tener en cuenta que la falta de descanso, el sobreentrenamiento, suele llevar a lesiones como la periostitis, de modo que habrá que darle mucha importancia a los días de descanso o descanso activo en nuestros planes de entrenamiento. Que son tan necesarios como cualquier sesión de calidad que hagamos en nuestros entrenamientos.

¡Salud, entrene y Rock&Roll!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *