¿Cómo mejorar el nado de crol?

AGM Entrenadores - nado de crol

El crol o estilo libre más que fuerza es técnica, con pequeños cosas a tener en cuenta se puede nadar mucho más rápido y con menos esfuerzo. Pero recuerda que antes de meterte en la piscina a nadar, hay que depurar la técnica, y algunos puntos a tener en cuenta para mejorar el nado a crol son:

  • Evita llevar el brazo estirado fuera del agua, esto hará que aumente la fatiga de los hombros. El codo tiene que hacer como un péndulo y los dedos casi van rozando el agua. Para mejorar esto un ejercicio recomendado es el de “sobaquillo” que consiste en rozar con el dedo gordo el lateral del cuerpo hasta el sobaco y una vez allí lanzar el brazo delante pero siempre con el codo alto y rozando con los dedos el agua.
  • Para aumentar la hidrodinámica y disminuir la resistencia que oponemos al agua, es necesario tener una posición lo más estirada posible, de modo que aumentaremos la flotación. Intenta que la línea de agua en la cabeza esté a la altura de la frente, que tu cuerpo no serpentee y que haya un batido de piernas armónico.
  • No hay que cruzar los brazos en la entrada en el agua y el agarre debe realizarse en un plano imaginario marcado entre nuestro hombro y línea media del cuerpo. De esta forma evitaremos curvar el cuerpo y por tanto disminuir la resistencia frente al agua. Un buen ejercicio para practicar esto es realizar el “Punto Muerto de Crol, PMC” y no iniciar el movimiento de un brazo hasta haber terminado con el otro.
  • Un mal batido de piernas nos cansará mucho y además hará que estemos hundidos de tren inferior y ofreceremos más resistencia al avance. El movimiento de patada debe de empezar desde la cadera y actuar como si fuese un látigo, pasar el movimiento a la rodilla y al final al tobillo, sin movimientos bruscos ni tensos. Una buena forma de trabajar el batido es utilizando aletas.
  • Una respiración rítmica y relajada es muy importante para evitar la fatiga y mejorar la ejecución de la brazada. Deberemos exhalar por completo a través de nariz y boca mientras la cara está debajo del agua; e inhalar a través de la boca cuando el brazo comienza el recobro. Para favorecer el movimiento de girar la cabeza para tomar aire debe ir acompañado por un ligero rolido del cuerpo.

Pero la mejor manera de mejorar tu técnica de natación es teniendo a tu entrenador a pie de piscina para que pueda corregir al instante los errores que cometas.


¡Salud, brazadas y Rock&Roll!

 

2 comentarios

Trackbacks y pingbacks

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *