Actividad física + Dieta = Perder peso

Cuando nos planteamos perder peso debemos tener en cuenta que hay que abordar este objetivo desde dos puntos de vista, que deberemos combinar. Por un lado hay que hacer deporte y por otro hay que llevar una dieta apropiada.

Recordemos que hay dos tipos de ejercicios que podemos desarrollar: los aeróbicos, de intensidad baja, pero que requieren un mayor tiempo de ejecución y los conocidos como HIIT, que por el contrario necesitan de menos tiempo, pero que se realizan con gran intensidad. Lo recomendable es que las personas que comienzan a realizar deporte lo hagan a través de ejercicios aeróbicos. Los ejercicios que engloban el HIIT son más apropiados para aquellas personas que estén en forma, pues son mucho más exigentes, incluso podrían ser lesivos al no estar preparados para afrontarlos.

Si nuestro objetivo es perder peso, no olvidemos NUNCA, que lo ideal es combinar la práctica deportiva con una dieta adecuada. Se tratará de un “matrimonio” que siempre debe ir unido y siempre supervisado por profesionales del sector.

Algunas cosas que considero de interés es desmitificar algunas ideas populares sobre la pérdida de peso como son:

  • “Con los abdominales es posible perder grasa en la región abdominal y lucir lo que popularmente se conoce como la tableta de chocolate”. Las pérdidas de grasa NO SON LOCALIZADAS, sino que son generalizadas en todo nuestro cuerpo. Aunque es muy recomendable hacer estos ejercicios para fortalecer la zona del core y tener así una ganancia física importante.
  • “Realizar actividad física sin desayunar”. Sin energía no se puede entrenar y lo normal que nos ocurra si salimos en ayunas es que nos cansemos rápidamente y estemos desganados para continuar.
  • “Salir muy abrigados a entrenar para sudar más”. Lo único que podemos conseguir es deshidratarnos y con ello favorecer la fatiga muscular, llegando con facilidad a lesionarnos.

En definitiva…haz deporte y mantén una dieta equilibrada y será un buen principio para perder peso y tener un buen estado de salud.

Beneficios de los helados

AGM Entrenadores - alimentación

Ha llegado el calor y de vez en cuando apetece tomarse un helado para refrescarse. Pero, ¿realmente es buena idea? Como con casi todos los productos alimentarios, comer un helado tiene sus pros y sus contras. Dependiendo de las cantidades ingeridas o del tipo de producto consumido, el impacto sobre nuestra salud será más o menos positivo. Leer más

La importancia del desayuno

AGM Entrenadores

En otras ocasiones os he hablado de la importancia que tiene el desayuno para empezar con buen pie el día. Pues bien, hoy me voy a apoyar en un estudio que se ha publicado en la revista “Pediatrics” donde encontramos datos objetivos de las ventajas de desayunar para nuestro organismo.

El estudio demuestra que desayunar está fuertemente relacionado con el índice de masa corporal (IMC) y que un buen desayuno es básico no sólo para empezar el día bien, sino para evitar en el futuro problemas de obesidad. Leer más

Razones por las que nos estancamos en la pérdida de peso.

AGM Entrenadores - carrera a pie

Cuántas veces habéis oído decir la frase “estoy estancada en con mi peso” o “no consigo perder más grasa” o “no se qué hacer para seguir bajando peso”, de modo que os voy a dar algunas razones por las que esto ocurre y el por qué nos estancamos en la pérdida de peso.

Normalmente buscamos culpables y nos cuesta reconocer que somos nosotros los que estamos haciendo mal las cosas. Lo normal es que nuestra planificación de dieta no sea correcta o que haya factores que generan esa no consecución de objetivos por nuestra culpa. Todos podemos reducir nuestro peso graso corporal, salvo algunas excepciones en gente que tenga algún problema de salud que pueda hacer más costosa la pérdida de grasa.

Leer más

Consejos para perseverar con una dieta.

AGM Entrenadores - consejos dieta

En la mayoría de las ocasiones, cuando vamos a iniciar una dieta, siempre acabamos abandonándola al poco tiempo. Vamos a intentar dar algunas claves para que consigamos ser constantes con la dieta y de este modo lograr nuestro objetivo de perder algunos kilitos. Deberemos ser regulares con nuestros hábitos y así conseguir que nuestra dieta sea duradera en el tiempo. Vayamos allá:

  Leer más

Cinco buenas razones para comer patatas.

AGM Entrenadores - patatas y zapas

He de confesaros que una las cosas que me pierde en esta vida son las patatas y pobrecitas mías, pues qué poquito se les quiere. La patata es uno de los alimentos más injustamente tratados, pues hay una gran creencia de que engordan y que poseen muchas calorías. Pero yo hoy voy a daros cinco razones por las que su consumo no es tan despreciable como algunos creen.

  • Es una hortaliza de baja densidad carlórica y gran capacidad de saciar. Se encuentra entre los alimentos que más saciedad producen si se consume hervida y aporta unos 70 kcal por cada 100 gramos, lo que indica, que lejos de engordar, puede ser de gran ayuda en una dieta para adelgazar.
  • Es de gran ayuda para los celíacos, pues posee hidratos de carbono complejos sin proteínas que generen intolerancia y pueden reemplazar cereales con gluten para la elaboración de una masa o un pastel.
  • Es rica en potasio lo que se traduce en beneficios para la salud cardiovascular, así que también, es buena para los deportistas que necesitan de este mineral, muy importante para el funcionamiento de los músculos.
  • Es una fuente de prebióticos que ayudan al funcionamiento intestinal, alimentando la flora colónica.
  • Es muy versátil, podemos tenerla todo el año y puede consumirse por todo tipo de personas. La podemos preparar dulce, salada, fría o caliente.

Como vemos, la patata es un excelente alimento para tenerlo presente en nuestra mesa. Apta para diabéticos, celiacos y personas que deseen perder peso o no, e ideal para deportistas.

I love potatoes, and you?

Cómo contrarrestar los excesos de las comilonas de Navidad

AGM Entrenadores - dieta depurativa

En lo que a alimentación se refiere, la Navidad es una época de excesos. En estos días nuestra dieta sufre una serie de trastornos importantes, pues nos damos más de una comilona a la que no estamos acostumbrados, así que vamos a ver cómo conseguir que nuestro organismo vuelva a funcionar de forma correcta, para ello recomiendo una dieta depurativa durante dos días para recuperarnos de los excesos.

Cuando al organismo lo hemos estado sometiendo a una serie continuada de digestiones pesadas, alimentos cargados de calorías, grasas, alcohol…es importante que lo ayudemos a recuperarse de este exceso de trabajo, para ello adoptaremos una dieta blanda, que además de dejar descansar al organismo nos ayude a acelerar la recuperación.

Para lograrlo, durante dos días, podríamos seguir una dieta a base de fruta y verduras que nos ayudará a recuperarnos de los excesos. La fruta y la verdura nos aportará infinidad de vitaminas y minerales necesarios cuando el organismo ha sido sometido a un desgaste como el que sufrimos con los excesos que solemos llevar a cabo en Navidad. Junto a estos nutrientes debemos destacar el alto contenido en líquidos de estos alimentos que nos ayudarán a reponer todo lo que hemos perdido con las dietas difíciles y con el exceso del alcohol.

Este tipo de dieta nos ayudará a equilibrar los desequilibrios que se producen en Navidad, pero no es una alimentación que se recomiende para seguir durante un periodo largo de tiempo, ya que no nos aportará los nutrientes necesarios para poder llevar a cabo una vida sana, simplemente será una dieta momentánea que nos ayudará en ese momento a reponernos.

Podemos ingerir la cantidad de fruta y verdura que queramos a lo largo del día. Alimentarnos de esta manera nos ayudará a eliminar las posibles retenciones de líquidos que hayamos acumulado con los excesos de estas fiestas y las toxinas que introducimos en el organismo mediante los alimentos.

Así que a cuidarnos un poco la alimentación y a prepararnos para la semana que viene que llega Nochevieja y Año Nuevo.

La anemia en los deportistas, también populares.

AGM Entrenadores

Los deportistas, por populares que seamos, somos muy propensos a padecer anemia ferropénica debido a la pérdida de hierro que sufrimos con nuestra actividad deportiva. Esto se agrava cuando nos metemos mucha caña y hacemos entrenamientos más exigentes y descuidamos la alimentación. Además en las chicas la pérdida de hierro aún es más grande, con la regla, de modo que tienen que controlar este aspecto y evitar padecer anemia.

Algunos de los síntomas que se sufren cuando estamos anémicos es la gran sensación de fatiga que tenemos constantemente, podemos llegar a sufrir mareos o estar pálidos, tener frío en manos y pies, dolor de cabeza o dificultad para respirar. Incluso en algunos casos la anemia no viene sola y puede complicarse provocando arritmias o distintas enfermedades.

Lo mejor que podemos hacer es controlarnos de manera periódica mediante una analítica de sangre y así detectar si tenemos o no anemia o si estamos cerca de ella, y podremos  poner soluciones antes de padecer los síntomas. Yo, por ejemplo, suelo ir al médico de cabecera para solicitarle una analítica cada 6 meses.

Para prevenir la anemia y sus problemas, tenemos una acción muy sencilla a realizar, y es introducir en nuestra dieta alimentos ricos en hierro, preferiblemente si la fuente es carne roja, pescado azul o mariscos, pues el cuerpo los absorbe mejor. Además, si aportamos vitamina C a la alimentación, ayudaremos a subir esos niveles de hierro que tanto deseamos, pues con su combinación el cuerpo lo absorbe mejor. Un buen postre para después de comer o cenar puede ser una naranja, un kiwi o un pomelo.

Como os suelo decir siempre, combinemos actividad física y alimentación para encontrarnos bien y disfrutar de lo que nos gusta.

¡Salud, entrene y Rock&Roll!

Mitos sobre la pérdida de peso.

AGM Entrenadores

Entramos en periodo navideño y las comilonas suelen ser una constante en nuestro día. Grandes tentaciones se avecinan: turrones, mazapanes, polvorones, la comida de Navidad o la cena de Nochebuena, uummhh! y al final la consecuencia es que ganamos un poquito de peso y luego queremos perder muy rápido los excesos que hemos cometido.

¿Solución? Dietas milagro, ejercicios milagro…

 

Aunque sí es cierto que hay acciones que nos pueden ayudar a la pérdida de grasa, vamos a enumerar algunos mitos en los que todavía caemos:

  • Utilizar fajas reductoras para perder grasa. ¡Error! Pues lo que realmente perdemos es agua, nos deshidratamos y no perdemos grasa.
  • Los alimentos light no engordan. ¡no no no! Sí engordan y solemos abusar de ellos, por tanto no hay pérdida de peso.
  • Me salto comidas, como menos y adelgazo antes. ¡Noooppp! Esto no es nada bueno, ya que ralentizamos el metabolismo y acabamos dándonos atracones.
  • Apoyarse en dieta drástica. ¡Metemos la pata! Ya que favorecemos sufrir una carencia de vitaminas y un efecto rebote importante.
  • Realizar sesiones maratonianas de ejercicio. No nos conviene, acabamos bajando nuestro rendimiento, nos lesionamos y abandonamos la actividad física.

 

Lo que aconsejo que hagamos es que utilicemos el sentido común, podemos permitirnos algún pequeño capricho, pero si somos constantes, combinamos hacer ejercicio y evitamos comilonas copiosas; no tendremos que arrepentirnos en absoluto de nada.

 

¡A disfrutar de lo que somos y de lo que hacemos!